Desafío de tres días: citas y frases.

Desafío de tres días, me nomina Junior. Desde aquí le doy las gracias, por acordase de mi.

Pequeña mosca,
tus juegos veraniegos
fueron truncados
por mi descuidada mano.

¿No soy yo
una mosca como tú?
¿O no eres tú
un hombre como yo?

Porque bailo
y bebo, y canto
hasta que alguna mano ciega
me arranque el ala.

Si el pensamiento es vida,
fortaleza y aliento;
y la ausencia
de pensamiento es muerte;

entonces yo soy
una mosca feliz,
ya vivo, ya muerto.

William Blake

REGLAS DEL DESAFÍO DE LAS CITAS Y FRASES
1.-Agradecerle a quien te haya invitado.
2.-Publicar de 1 a 3 citas por día, tres días consecutivos.
3.-Nominar a 3 blogueros por día.
Yo me salto la 3 e invito a quien quiera a hacerlo.

Anuncios

Desafío de tres días: citas y frases.

Desafío de tres días, me nomina Junior. Desde aquí le doy las gracias, por acordase de mi.

“Somos el universo que se contempla a si mismo.” – Carl Sagan.

REGLAS DEL DESAFÍO DE LAS CITAS Y FRASES
1.-Agradecerle a quien te haya invitado.
2.-Publicar de 1 a 3 citas por día, tres días consecutivos.
3.-Nominar a 3 blogueros por día.
Yo me salto la 3 e invito a quien quiera a hacerlo.

Parásitos

Yo amo.

Tú amas.

Él/Ella ama.

Nosotros amamos.

Vosotros amáis.

Ellos aman.

Todos amamos
a nuestros perros, gatos o canarios.

Todos amamos
a nuestras mascotas.

Todos amamos
aquello que nos rodea y sentimos semejante.

¿Pero acaso amamos a nuestras cucarachas,
las que también habitan nuestra casa?

Y a los parásitos que están en nuestro cuerpo, ¿acaso los amamos?
Al fin de cuentas incluso ellos son más cercanos.

¿O a los virus y bacterias que constantemente desinfectamos?
No, a ellos definitivamente no los amamos.

Y entonces,
¿por qué pensamos que somos amados por dioses de antaño
que ni siquiera se han percatado que somos sus parásitos?

Ánimas

Tal vez no somos un ánima,

sino una nación de ánimas.

De animosidad, de animalidad.

Y creemos ser reyes en nuestro reino

cuando son otros los que ostentan el trono.

Tal vez he ahí el secreto,

gobernarnos como una nación de ánimas, de ánimos,

sin animosidades, sin animalidades.

Jugar a los dados

¿Cuándo es que la grasa toma consciencia?

¿Cuándo es que las tripas se ponen nombre?

¿Cuándo es que las venas temen contar velas?

¿Es que acaso somos otro estado de la materia?

¿Y qué mierda significa eso?

¿Tal vez seamos el capricho retorcido de algún dios
o simplemente una mala tirada del azar?