Sueños compartidos

Cuando tus sueños se pulvericen contra la realidad

no llores aunque tu corazón se vaya con ellos;

porque si los enjaulas, como a los pájaros, morirán de tristeza.

Obsérvalos convertirse en estrellas fugaces,

regar campos ajenos y florecer en las mentes de otros;

porque los sueños compartidos son los únicos que prosperan

aunque ya no sean nuestros y el corazón se vaya con ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s